Saturday, May 06, 2006

El ÚLTIMO ALETAZO DEL TIBURÓN CONTRERAS


El “Tiburón” Contreras fue durante años un gigante tragamillas, una especie de escualo embetunado en grasa de lobo capaz de vencer todas las olas que se le pusieran por delante. Pero en su última aventura, este hombre de escasos 1,64 metros de estatura, sin ninguna aptitud fisiológica para la natación pero con más coraje que ninguno, estuvo a punto de terminar en las congeladas aguas antárticas de la Isla Decepción. Sólo su tozudez le permitió varar en la orilla contraria, al borde de la inconsciencia.


Por Jorge Molina A.

Investigación y fotos: Gustavo Guerra M.

¡¡¡NADA, HUEÓN, NADAAAAA!!! ¡¡¡NO PODÍ PARAR AHORA, TODOS TE ESTÁN MIRANDO!!! Los gritos destemplados del puñado de marinos chilenos se perdían en la inmensidad de la Isla Decepción, en las desoladas Shetland del Sur y en medio de la nada, pero vociferaban como si los ojos de todo el mundo estuvieran posados en ese solo instante, en una hazaña de la que eran los únicos testigos.
Junto a sus botes el mítico “Tiburón” Contreras, el nadador que había vencido al Estrecho de Magallanes y al canal Begle, que había establecido un récord mundial cruzando el Estrecho de Gibraltar, desfallecía en las gélidas aguas antárticas, azul de frío.
Y eso era un problema mayor. El mismísimo almirante Merino había apoyado la travesía para conmemorar los 40 años de la base antártica Gabriel González Videla, la misma que fue abandonada de emergencia en 1967 tras violentas erupciones volcánicas en la isla, cuando un hongo de cenizas de 2.500 metros de altura envolvió todo en lodo y azufre. El escenario no era para juegos, y tampoco la misión.
¡¡¡NADA, HUEÓN, NADAAAAA!!! ¡¡¡JUÉGATELA POR CHILE MIERDA, MERINO NOS MANDÓ A QUE CUMPLIERAS ESTA MISIÓN!!!
En el agua con siete grados bajo cero, el “Tiburón” no escuchaba nada. Apenas sentía los palmetazos en la cabeza que los desesperados marinos le pegaban para reanimarlo, para cumplir la misión. AUNQUE SEA A CHICOTAZO LIMPIO, MIERDA, PERO ESTE HUEÓN NO SE NOS QUEDA AQUÍ. Contreras estaba lejos, tan lejos como veía los botes o escuchaba los gritos, pese a que estallaban casi al borde de sus oídos. Pensaba que lo dejaban botado
Como siempre, iba pensando en cualquier cosa, menos en lo que estaba haciendo. En una suerte de trance, a cada brazada resolvía los problemas del trabajo o de la familia, o simplemente iba contando. Hasta diez mil, y a empezar otra vez, mientras iba perdiendo el conocimiento.
La primera vez que el Víctor Guillermo Contreras Olguín se metió al mar fue porque lo empujaron. Tenía apenas 8 años cuando cayó desde el muelle Las Torpederas, y salió aleteando como un loco. Lo primero que supo es que nunca se iba a ahogar, le perdió el miedo. Y lo segundo fue que le quedó gustando.
Después del colegio se iba todos los días a nadar al mar, con lo que hubiera. El short de lona de gimnasia o con puros calzoncillos. Daba lo mismo. Su técnica, era nula pero era un pendejo con coraje.
La primera vez que Víctor Contreras salió en los diarios fue por buena gente. Tenía 10 años cuando caminando por la costanera de Valparaíso se encontró con una señora gritando como loca porque su perro, el regalón, se había caído al mar. No lo pensó dos veces, se sacó el uniforme y se tiró al agua. Salió todo rasguñado por el pekinés, pero salió.
A esa altura el griterío había juntado gente y llegaron hasta los carabineros. Su foto y la historia de su proeza salieron en La Estrella, mientras los carabineros, sin entender nada, se lo llevaban preso. Lo siguiente fue salir de ahí con un par de “chuletas” de su padre, que no le encontró ninguna gracia al rescate.
Nadando llegó a los 20 años y a un trabajo de técnico electricista en el departamento de mantención de la Universidad Católica de Valparaíso. También a sus primeras competencias en Viña, donde sin instrucción ni entrenamiento se las arreglaba para estar entre los mejores. Hasta ganó una prueba, y una camisa nueva como premio.
En 1976, la nadadora estadounidense Lynne Cox, un monstruo de 1,92 metros y más de cien kilos, fue el primer ser humano en cruzar el Estrecho de Magallanes. Un año después uno de sus amigos, el salvavidas de Las Torpederas ,Ismael Torres, le mostró a Contreras el recorte del diario con la noticia.
“Oye Víctor, ¿por que no hací esto, hueón? Mira, tú tení resistencia, hueón, tení coraje, soi valiente hueón, no le tení miedo al agua. Prepárate. Yo te preparo, intenta esto”.
Fue el inicio del mito del “Tiburón”. Del hombre de 1.64 metros, de poca flexibilidad, huesos pesados y mala técnica, que en febrero de 1979 se transformó en el primer hombre y el primer chileno que cruzó a nado el Estrecho de Magallanes, 4.800 metros en 1 hora 28 minutos.
En el camino pulió la técnica y de paso su presentación y su manera de hablar, para enfrentarse a las cámaras. Y se transformó también en el héroe deportivo de la dictadura, capaz de las proezas más grandes. Vinieron el cruce del Beagle en 1980 y el cruce del Estrecho de Gibraltar en 1981. “22 kilómetros entre aguas infestadas de tiburones con un récord mundial de 3 horas 27 minutos, que mantuve por 15 años”, sostiene. Ya en tierra le dedicó el triunfo a Chile, al Presidente y a su familia. En ese orden.
Lo recibieron como héroe. A su regreso, una patrulla de militares, con sus caras pintadas para la guerra, golpeó su puerta a las dos de la mañana para decirle que Pinochet en persona lo esperaba al día siguiente para felicitarlo. Dos horas más tarde, una segunda patrulla golpeó de nuevo para avisarle que el general director de Digeder quería verlo más temprano.
“Esto fue noticia mundial, y en Digeder no tenían la más puta idea de quien era yo. Había pedido apoyo y nunca me contestaron. El general me dijo ‘puta, si el Presidente te pregunta si te ayudamos, te ayudamos. ¿Trajiste boletas?’ Yo era de los hueones que recogía boletas. Me iba a los supermercados y compraba 20 lucas en mercadería y recogía boletas de ahí y juntaba 70 lucas. Me devolvió toda la plata, con creces, antes de llegar donde Pinochet”, recuerda.
El general se comprometió con su próximo y más ambicioso desafío: el cruce del Canal de La Mancha. Son 46 kilómetros, el mundial de los nadadores, y tenía el financiamiento asegurado por el gobierno. Fueron 12 horas y 2 minutos de nadar ininterrumpidamente. 46.438 brazadas, según contó un oficial de la Armada que lo acompañaba. Fue su última gran hazaña, para luego nadar en competencias en Chile y el extranjero y una vida acorde a su nuevo estatus, con un nombre que merecía atención y hoteles de primera clase.
¿Juguete de la dictadura? “Yo tuve la suerte de aparecer en ese régimen, porque anteriormente nadie me infló. Partí por el consejo local de deportes: tapa. Después en Digeder en Valparaíso: tapa. Tuve la ocurrencia o la inteligencia de dirigirme arriba nomás, y punto. Creo que fue un beneficio mutuo”, aclara.
Por eso mismo, el retorno de la democracia no fue feliz para el Tiburón. “Tres años estuve en que no me pescaban para nada, hasta que llegó Iván de la Maza a Chiledeportes y me dijo ‘borrón y cuenta nueva, Tiburón’. Puede haber sido que se aprovechara el gobierno militar, pero de que me la mamé, me la mamé. Estuve tres años en que no pude salir a trabajar. Después de estar con las autoridades volví a mi buzo y mi maletín, a trabajar de técnico electricista”.

Años más tarde de La Mancha, durante una estadía de un año en Brasil haciendo cursos relacionados con natación y sobrevivencia, el “Tiburón” encontró su próximo desafío. Tirado en su cama se encontró con un programa de Jacques Cousteau en las aguas de la Isla Decepción, en la Antártica chilena, una zona de actividad volcánica y aguas termales en algunos sectores. Intentar nadar allí fue el pensamiento automático. Nadie lo había hecho.
“Cuando llegué a Chile me fui directo al Instituto Hidrográfico de la Armada a hacer las consultas del caso. Me dijeron que sí, que había géisers, que las temperaturas eran de hasta 60 grados… pero no me dijeron donde estaban esos puntos. Yo me imaginaba que era toda la huevada. Claro que había géisers. A tres metros de la costa, puta, te quemabai, pero pasabas de ahí y caía automáticamente a cero grados. Todavía estoy buscando esa huevada, nunca aparecieron hueón. Yo decía, puta, ojalá me encuentre una corriente más calientita”.
El tema no era para chiste. Los archivos registraban gente que había caído en las aguas antárticas y no sobrevivió más de tres minutos. Rápidamente llegaban el shock, el paro cardiaco o, con suerte, las piernas congeladas. Nadie había salido bien parado de esas aguas.
Claro que el tiburón tenía su secreto, uno en el que confiaba a ojos cerrados: el aceite de lobo que impermeabilizaba su piel. Como casi todo, se lo encontró por casualidad. En Punta Arenas, antes de cruzar el Estrecho de Magallanes, leyó en el museo yagán que las mujeres de esa etnia usaban el aceite para protegerse. Los pescadores le reafirmaron sus bondades, y empezó a buscarlo en loberas y caletas de Puerto Montt y Puerto Williams, por botellas de litro.
“El problema era que para donde iba no me admitían, por la hediondez. El aceite de lobo es fortísimo, además se te absorbe en la piel y después con la transpiración aflora. Andas con la ropa y la cama hediondas a lobo. Cuando llegué a Punta Arenas a cruzar el Estrecho, me dijeron ‘don Víctor, véngase para acá, a la Tercera Zona’. Me pusieron la mejor cama, en la entradita. Pero ya después era el tiburón, después era tiburoncito y después ‘oye hueón, ándate pa´l fondo’. No me aguantaban el olor”. Pese a que con los años evolucionó a la vaselina y la lanolina, nunca abandonó del todo el aceite de lobo.
Ya con la idea fija de nadar en Isla Decepción, Contreras le llevó el proyecto a uno de sus apoyos más incondicionales, y Merino enganchó de inmediato. Era la oportunidad de conmemorar los 40 años de la creación de la base antártica Gabriel González Videla, y la posibilidad de marcar un hito en la zona, con el primer hombre que se arriesgaba a nadar en esas aguas. Un chileno marcando presencia naval, soberanía, logrando una hazaña…

En febrero de 1987, el “Tiburón” se plantó ante su desafío antártico. Hedía a lobo marino matizado con algunas capas de lanolina que nunca penetraron del todo a causa del aceite animal, por lo que decidió tomar cenizas volcánicas del lugar y esparcirlas por su cuerpo, para crear una dura corteza protectora.
Sin más resguardo que su traje de baño speedo y unos lentes de nadador, a cuero pelado, sintió el gélido aliento antártico resbalar por su nueva piel de lobo. Buscó algunos puntos de referencia que lo ayudaran en su travesía de una milla y media, y los encontró en algunas chatarras de embarcaciones y los picachos de un lejano cráter. Suficiente.
En ese momento no pensó en los riesgos. Ya los había meditado, y había dos alternativas: o salía vivo o salía muerto. Y si salía vivo, podía haber secuelas. Pero ya estaba ahí. El agua parecía una piscina, y se tiró pensando únicamente que tenía que llegar al otro lado.
En ese mismo instante, algunos kilómetros más al norte, en Puerto Williams, su mujer, Mafalda Espinoza, iniciaba su propio viaje de cuatro cajetillas de cigarros y 18 cafés en los 36 minutos que duró la travesía, esperando que su esposo saliera vivo de allí.
0,7 grados bajo cero. La primera mitad fue como si nada, casi por inercia. Contreras estaba más liviano, pero también menos protegido. Las últimas tres semanas de entrenamiento en las aguas australes le habían consumido 20 de los 85 kilos con que arribó a Punta Arenas. Las calorías se queman como papel para contrarrestar el hielo que cala los huesos.
Junto a un buque de la Armada iban dos o tres botes con marinos, algunos invitados e incluso periodistas del New York Times. De pronto, todo empezó a salir mal. Los marinos aseguran que a mitad del trayecto Contreras iba azul, afectado por la hipotermia y pidiendo salir del agua. El nadador dice que no, que sabía que iba a lograrlo cuando llegó al momento crítico de la mitad de la travesía, aunque reconoce que empezó a perder el conocimiento.
Y empezó el nerviosismo, y los gritos y las palmadas de aliento se volvieron imperativos. ¡¡¡NADA, HUEÓN, NADAAAAA!!! ¡¡¡NO PODÍ PARAR AHORA, TODOS TE ESTÁN MIRANDO!!!
Contreras asegura que las palmadas en la cabeza eran para que supiera que estaban con él, que iban a su lado, mientras él los veía y escuchaba cada vez más lejos. Los marinos dicen que prácticamente lo obligaron a “chicotazos” a cumplir el objetivo trazado. ¡¡¡NADA, HUEÓN, NADAAAAA!!! ¡¡¡JUÉGATELA POR CHILE MIERDA, MERINO NOS MANDÓ ESPECIALMENTE PARA QUE CUMPLIERAS ESTA MISIÓN!!!
El nadador seguía pensando nada más que en solucionar algunos trabajos que tenía pendientes, contando hasta diez mil. Cualquier cosa menos en nadar. De pronto, al borde del desfallecimiento, empezó a ver como la tierra subía y subía a cada brazada, hasta que su estómago chocó con la playa. El lobo había varado en la orilla contraria. La primera persona que cruzó a nado por aguas antárticas.
El enfermero se abalanzó sobre él, le preguntaba si sentía las piernas. “sí, sí las siento”, contestaba Contreras, mientras le pegaban en las plantas de los pies para que fluyera la sangre. A bordo del buque se organizó una recepción en su honor en la cámara de oficiales para celebrar la hazaña del “Tiburón”, mientras éste yacía en la enfermería intentando recuperarse del frío.
La noticia dio la vuelta al mundo, y Contreras lo recuerda como el cruce más complicado pero también uno de los más satisfactorios. “Era el primer hombre que lo hacía. Con eso quedaba como precedente que un chileno común y corriente, sin ni una huevada extraordinaria, de un porte chico, con más cara de araucano que de yanqui, estuvo ahí, nadó y salió por sus propios medios”, recuerda.
Así se lo reafirmó también un orgulloso Merino, cuando lo recibió en su oficina para felicitarlo. “Lo que tu hiciste es un precedente para la Armada. Si ahora alguien se cae ahí ya sabe que hubo un chileno que nadó, y a cuero pelado”.
Ahora el Tiburón descansa varado en Valparaíso, entrenado pequeños delfines los cuales espera que saquen la cara por Chile y el puerto en los mares del mundo.

11 Comments:

At 3:51 PM, Anonymous Anonymous said...

Bueno el tema
Buena contextualizacion historica
Bien relatado

Ojala que esta revista tenga un buen futuro

Los felicito.

 
At 10:59 AM, Anonymous Anonymous said...

hola... bueno yo soy nieta del tiburon contreras... y les dire . que la historia no esta muy bien relatada... pucha podian hacer .. un relato de como este caballero engañaba asu esposa (verdadera esposa casada por el civil) y que sus hijos del verdadero matrimonios .. mis tios.. mis tias i mi padre.. kasi murieron de hambre.. porque este caballero no dava ningun sentavo para ellos .. y porqe preferia a sus a amantes que a sus hijos.. creo que seria mejor que publicaran eso.. bueno eso seria adioz

 
At 1:22 PM, Blogger sahez said...

uena historia pero no se les olvida la persona que lo preparo fisica y mentalmante para estas grandes travesias que hizo este gran nadador que malo que en ninguna parte de su cronica mencionen a julio saez almonacid, profesor de educacion fisica destacado entrenador de basquetbol campeon con camuvi , everton de viña del mar, experto en natacion tecnico del achitecna y el gran compañero de don victor en sus mas grandes hazanaz , ojala eso no se les ovide, porque el hombre no se hace solo sino con la perseverancia de sus instructores y familiares.

 
At 6:31 AM, Blogger Mundo said...

Víctor "Tiburon" Contreras una persona entretenida con sus historias y hazañas en lo deportivo un heroe de los mares, parte de mi formación profesional se lo devo a el.
recordamos el exito de la travesía historica que realizara en 1982 Corral Valdivia 22 K con 6 h,20m hoy fue envitado especial con sus 63 años, a ver y vivenciar la travesía de un joven nadador Nicola Alfessi de 14 años que realizo la prueba en 5h,54,15s lo hermoso de esta hazaña fue que tambien fue protagonista al estar junto al equipo del NIKO y resivir los aplausos del publico, resibimos este exito con humildad ante el maestro "Tiburon" dedicamos este triunfo a al tiburon, su familia tambien a nuestra familia del club Mundo Marino de Valdivia y a todos los nadadores que han aportado el exito de nuestro Club "Mundo Marino"

Atte.
Jaime Martínez A
Técnico Nacional de Aguas Abiertas
Club de Nadadores Mundo Marino
Valdivia Chile

 
At 4:43 AM, Anonymous Anonymous said...

Bonjorno, revistacachafaz.blogspot.com!
[url=http://cialistagh.pun.pl/ ]Acquisto cialis in Italia[/url] [url=http://viagraenat.pun.pl/ ]Vendita viagra generico[/url] [url=http://cialisdkee.pun.pl/ ]Acquisto cialis [/url] [url=http://viagraycla.pun.pl/ ]Acquisto viagra generico[/url] [url=http://cialisonya.pun.pl/ ]Acquistare cialis [/url] [url=http://viagrareta.pun.pl/ ]Acquisto viagra in Italia[/url]

 
At 8:30 PM, Anonymous Anonymous said...

claramente a la nieta del tiburón no les dió un centavo ni tampoco educación......le faltó poco para escribir " tivurón"

 
At 7:35 AM, Anonymous Anonymous said...

http://site.ru - [url=http://site.ru]site[/url] site
site

 
At 8:07 PM, Anonymous Anonymous said...

[url=http://certifiedpharmacy.co.uk/products/atrovent.htm][img]http://onlinemedistore.com/7.jpg[/img][/url]
treasure coast pharmacy lucie fla http://certifiedpharmacy.co.uk/products/shuddha-guggulu.htm certified pharmacy tech accessories [url=http://certifiedpharmacy.co.uk/categories/arthritis.htm]pharmacy tech job at cvs[/url]
umkc pharmacy school http://certifiedpharmacy.co.uk/products/parlodel.htm online pharmacy with no membership fee [url=http://certifiedpharmacy.co.uk/products/lexapro.htm]lexapro[/url]
msc pharmacy http://certifiedpharmacy.co.uk/products/lexapro.htm walgreen pharmacy clinic [url=http://certifiedpharmacy.co.uk/products/hangoff-helper.htm]medication consult faster local pharmacy[/url]
cvs and pharmacy http://certifiedpharmacy.co.uk/products/strattera.htm careers pharmacy [url=http://certifiedpharmacy.co.uk/products/grifulvin-v.htm]grifulvin v[/url]

 
At 10:19 AM, Anonymous Anonymous said...

[url=http://englandpharmacy.co.uk/products/apcalis-sx.htm][img]http://onlinemedistore.com/5.jpg[/img][/url]
iowa pre pharmacy scholarships http://englandpharmacy.co.uk/products/premarin.htm online pharmacy uk ireland [url=http://englandpharmacy.co.uk/products/pulmicort.htm]pharmacy decorations[/url]
diflucan pharmacy http://englandpharmacy.co.uk/products/hard-on-oral-jelly.htm pet pharmacy discount [url=http://englandpharmacy.co.uk/products/serevent.htm]serevent[/url]
peak pharmacy http://englandpharmacy.co.uk/products/zyloprim.htm best pharmacy for you [url=http://englandpharmacy.co.uk/products/methotrexate.htm]brooks pharmacy south boston[/url]
career in academia pharmacy http://englandpharmacy.co.uk/products/lasix.htm cals pharmacy skateboards and snowboards [url=http://englandpharmacy.co.uk/products/cardura.htm]cardura[/url]

 
At 12:23 PM, Anonymous Anonymous said...

christian advice 4 dating http://loveepicentre.com/taketour/ behaviour of dating
online dating games for free [url=http://loveepicentre.com/success_stories/]plenty of fish free dating service[/url] downloadable dating sim game
beth yorty nurse dating [url=http://loveepicentre.com/map/]is ali dating jake[/url] amater dating [url=http://loveepicentre.com/user/lovingbaby33/]lovingbaby33[/url] dating in bratislava

 
At 4:34 AM, Anonymous Anonymous said...

Heу There. Ӏ found your blog uѕing msn.
Thіs iѕ a really well wгitten
aгticle. I ωill make sure to bοoκmагk
it and return to rеаd mοгe of
your useful іnformation. Τhanks for
thе post. I will ԁеfinitelу сomеbacκ.



Feеl free to surf to my blοg ρoѕt -
hcg Diet drops

 

Post a Comment

<< Home